Inicio > Historias > las mates y la gimnasia

las mates y la gimnasia

Hoy en día nos sorprenderíamos si conociéramos a una persona analfabeta. Saber leer y escribir se le presupone a cualquiera. Pero no nos sorprende ver el equivalente en matemáticas: el anumerismo.

Mucho se ha hablado sobre anumerismo últimamente. Lo explican muy bien aquí, aquí o aquí. Es un término acuñado por el matemático y divulgador norteamericano John Allen Paulos en su libro “El Hombre Anumérico”. Él lo define como la incapacidad de muchas personas de manejar cómodamente los conceptos fundamentales de número y azar. Más o menos el equivalente al analfabetismo en matemáticas, con la diferencia de que no sólo no está mal visto —como ocurre con el analfabetismo— sino que hay gente que se vanagloria de ser anumérica. El colmo.

Los motivos de esto creo que hay que buscarlos en la neurociencia. No sé por qué últimamente estoy leyendo mucho sobre el tema, pero quizá vayan un poco más allá del típico "es que tuve un mal profesor de matemáticas". No digo que todo el mundo tenga que saber matemáticas: ser anumérico es no tener ni idea de la probabilidad que tienes de ganar a la lotería, por ejemplo, y para eso no hay que saber hacer integrales. Por tanto, no podemos escudarnos en el currículo y los profesores (ambos mejorables hasta el infinito, pero como en casi todas las asignaturas). Lanzo una teoría a lo loco: creo que se debe a la cantidad de calorías que gasta el cerebro. Se gasta más haciendo una cuenta que leyendo y más pensando un problema que haciendo una cuenta. Y el ser humano es perezosillo, por supuesto, somos más de sofá que de elíptica.

Eso me lleva a otro punto que también requiere gasto de calorías para el cerebro: escribir, crear cosas, producir un texto literario gasta más calorías que simplemente leerlo. Empiezo a verlo todo como una tabla de gimnasia cerebral.

A veces estamos haciendo algún ejercicio de operaciones y los chavales (y yo) se mueren un poco de asco. Sé que hay que pasar por ahí, es como aprender a leer: hay que saber sumar fracciones, conocer la prioridad de operaciones, saber simplificar... Son males menores que hay que pasar (y que no es lo que más les cuesta, desde luego... lo peor son los problemas, el gasto calórico). Pero ¿eso son matemáticas? ¿Esto son matemáticas? No, claro que no. Eso son cuentas, eso son cartillas de caligrafía u ortografía si volvemos al símil lingüístico.

Las matemáticas van más allá y apenas podemos enseñarlas en clase (o, al menos, muchísimo menos de lo que nos gustaría a muchos profesores). Quizá por tiempo, podemos con los pequeños pero aún tienen poca base; con los mayores tenemos tal presión de currículo que se hace casi imposible salir del cálculo de límites y determinantes. Por eso estos tres documentales de Marcus Du Sautoy son tan buenos para ellos, desde los más pequeños a los mayores. Y por eso los chicos disfrutan como nunca cuando la clase de mates se vuelve experimental.

Ver las matemáticas reales, las que tienen una belleza intrínseca que tanto nos cuesta hacer ver a los demás, una demostración maravillosa, un resultado sorprendente, una relación armoniosa... ver todo eso es emocionante. Es igual de emocionante que leer buena literatura. Porque sí, las buenas matemáticas son como la buena literatura, conmovedoras, apasionantes, deliciosas. Y las cuentas son como la ortografía y la gramática, que también tendrán sus adeptos e incondicionales, pero oye, no hay color. Es una pena que tantos se hayan quedado en las raíces cuadradas y los complementos directos.

Nota: cuando cursaba 1º de BUP, mi profesora de mates nos enseñó qué era una banda de Moebius. Yo me quedé dándole vueltas, cual banda, sin fin, y acabé haciendo mates y luego especializándome en topología. Supongo que vi más mates en esa tira de papel que en las cuentas que hacía :-)

|2014-02-28 | 11:47 | algo de mates | 6 opinan | Este post | |

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lolamr.blogalia.com//trackbacks/74369

Comentarios

1
De: Pedro Ramos Fecha: 2014-02-28 14:56

Estupenda entrada, deberíamos explotar un poco más la idea para publicitar las matemáticas. Cuando alguien me pregunta por mi estrategia para mantenerme (casi 50 años, 1,83 y 72 kg desde hace ... mucho), siempre les contesto que "pensar adelgaza". No consigo hacerles ver que lo digo muy en serio ...



2
De: Anónima Fecha: 2014-03-03 02:48

/off topic

uf, de repente me ha entrado un agobio pensando que el problema sea que resulta que ya ni pienso y eso explicaría que pese ahora más que embarazada de mis dos mellizas hace 12 años :/

pero según lo iba escribiendo se me ha pasado, va a ser que además de las neuronas las hormonas tb cuentan. Esta feo eso de querer culpabilizar a la gente por su peso >:P



3
De: Pedro Ramos Fecha: 2014-03-03 11:55

Uff ... no me gustaría que nos americanizáramos tanto que nos paralizara el miedo a salirnos de lo políticamente correcto ... Mi comentario no iba del todo en serio, y desde luego que pensar intensamente consuma calorías no quiere decir que si alguien tiene algún kilo de más (cielos, otra vez, quién soy yo para decir qué es un kilo de más) es porque no piensa (hay mucha gente haciendo ejercicio y queriendo perder kilos, sin conseguirlo, el tema es complicado, en efecto).



4
De: Lola Fecha: 2014-03-03 18:12

De hecho, cuando a veces he comentado esto en clase, siempre ha preguntado alguien "¿Entonces podemos adelgazar pensando?". La diferencia es mínima, claro, pero sí creo que hay una diferencia. El cerebro gasta un 30% de las calorías que se gastan al día. La diferencia entre un 30% y un 31% es mínima pero puede que sí explique la pereza que da a veces pensar con cierta profundidad sobre algo.



5
De: Anónima Fecha: 2014-03-05 23:01

Habrá que seguir pensando :-)

Y ahora que releo el post a una hora más decente, me ha parecido especialmente bonito el final sobre la belleza, las emociones matemáticas y la cinta de Moebius.

Me ha recordado a Feynman hablando sobre la belleza de una flor http://www.youtube.com/watch?v=OQOCCJ3OCDo

Y a uno de los primeros posts del Lolaberinto, el del mundo de plastilina :-)





6
De: Juanjo Fecha: 2014-04-02 18:00

Ya sabes lo que opino: menos contenidos en los currículos para poder aprender mejor los conceptos fundamentales mientras disfrutamos de las matemáticas de verdad. ¡Abajo los radicales!



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.163.42.154 (8a57e76c99)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

    


Van diciendo

  • Mora en nuevo vocabulario
  • Anónima en nuevo vocabulario
  • Palimp en nuevo vocabulario
  • Salamandra en nuevo vocabulario
  • Anónimo en los cuatro cuatros
  • Palimp en mis libros de 2017
  • Lola en los análisis sobre la educación matemática
  • Juanjo VLM en los análisis sobre la educación matemática
  • Juanjo en los análisis sobre la educación matemática
  • Pedro Ramos en los análisis sobre la educación matemática
  • Mail-ando

    lolaberinto-arroba-gmail.com


    Papeles viejos

    <Diciembre 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
              1 2
    3 4 5 6 7 8 9
    10 11 12 13 14 15 16
    17 18 19 20 21 22 23
    24 25 26 27 28 29 30
    31            


    Categorías

  • acertijos
  • algo de mates
  • antropologia
  • artemates
  • bajo llave
  • ciencia
  • coctelera
  • educacion
  • escritura
  • fotografia
  • homo typicus
  • internet
  • lolamentaciones
  • microposts
  • musica
  • ojiplatica
  • pensamiento lateral
  • series-cine
  • tiras
  • Otros cuentan

    - 1 de 3
    - Acertijos y más cosas
    - Comentaristas dispersas
    - Cuchitril literario
    - Cuentos mínimos
    - Decapitado por hereje
    - Efervescente2H
    - El lobo rayado
    - El musolari errante
    - Epsilones
    - Espejo Lúdico
    - Gaussianos
    - La ciencia para todos
    - La piedra de Sísifo
    - La vidriera irrespetuosa
    - La zona fótica
    - Lector constante
    - MalaCiencia
    - Por la boca muere el pez
    - Trapseia
    - Ventanas

    Humor

    Elrich - Alberto Montt - Manel Fontdevila - Glasbergen - PhD comics - xkcd

    Erredefítate:

    El Lolaberinto

    Blogalia

    Blogalia