Inicio > Historias > microsemana 1

microsemana 1

Hace unos días me planteé como reto, a modo de ejercicio, escribir un microrrelato al día durante este 2014 (y, si puede ser, inspirado en el día que toca). No está siendo nada fácil porque la mayoría de los días llegan las once y media y ni siquiera habías pensando en ello, con lo que tienes que improvisar algo en el móvil desde la cama antes de poner la alarma del día siguiente. Eso hace que los microrrelatos dejen en parte de ser relato: un microrrelato tiene que tener, como cualquier relato, un inicio, un nudo y un desenlace y, cómo no, un conflicto para su protagonista. Y eso compactado me está costando improvisarlo, con lo que a veces han salido tremendos churros.

De todos modos, como por ahora lo estoy cumpliendo, pondré aquí la recopilación semanal. Esta vez, además, uno de ellos ("En efectivo o tarjeta") ha sido seleccionado como finalista hoy mismo en Relatos en Cadena, de la Cadena Ser (acabo de colgar el teléfono de la radio ahora mismo... han leído el diálogo casi como monólogo :/), así que alguno parece que sí se salva.



Año nuevo

Sonriendo, besó a su mujer en la mejilla como si de una pared de azulejos se tratara. Se frotó la pierna con la mano derecha y se puso de pie. Tomó un sorbo de champán pasando después la lengua por los labios mientras pensaba las palabras. Alzó la copa.

-Que el año nuevo sea mucho mejor que el pasado. Espero que esté lleno de alegría, cambios y novedades para todos.

Tomó un sorbo de champán pasando después la lengua por los labios mientras pensaba en sus palabras. Bajó la copa y se sentó. Se frotó la pierna con la mano izquierda y, sonriendo, besó a su mujer en la mejilla como si de una pared de gotelé se tratara.


Gamba blanca

Es dos de enero y el vagón de metro va lleno. La chica que tengo al lado no tiene más de veinticinco. Lleva un abrigo gris oscuro que le llega a las rodillas y un gorro de lana azul del que sobresale de una melena propia de anuncio de champú. Mientras se agarra a la barra, escribe con soltura con una mano en su móvil. Leo la pantalla.

"Desde que murió mi abuelo hace cuatro años, en mi casa celebramos la Nochevieja más que la Nochebuena: mi hermano no deja de cantar, mi padre se vuelve experto en colocar los cubiertos en la mesa y mi madre cocina de lujo. Yo me pongo fina a gambas blancas, ventajas de ser de Huelva. Me como doce en lugar de las doce uvas"

"Jaja… ¿Y este año?"

"Este año compré uvas"

"¿Hoy curras?"

Me imagino su respuesta mientras baja en la parada de Picadilly Circus.


En efectivo o tarjeta

-Naricilla respingona y un cuerpazo de escándalo -dice susurrando, apoyado en el mostrador.

-Perfecto, señor. ¿Desea algo más? ¿Quizá apagado automático? ¿Luces internas?

-Rubia. Sí, rubia y alta. Con estudios. Y que sepa cocinar.

-Podemos configurar a la androide como usted desee, el precio es el mismo. ¿Pagará por horas o días? El máximo son tres días.

-Que juegue al tenis y deje que le enseñe algunos golpes. ¿Y si se enamora de mí? ¿Y si no quiere volver?

-Claro, señor, quién sabe… -dice la dependienta mirando al techo-. ¿En efectivo o tarjeta?


La presentación

Las dos consuegras acaban de conocerse y se miran sonriendo. La cena es perfecta para hablar de los tupers que mandan a sus hijos que acaban de irse a vivir juntos.

Los dos consuegros acaban de conocerse y se miran sonriendo. La cena es perfecta para hablar de los taladros y brocas usados en el piso de la pareja.

El hermano de ella y la hermana de él acaban de conocerse y miran la carta. La cena es perfecta para cenar de lo lindo.

Él y ella apenas comen. Se cogen de la mano bajo la mesa y sueñan con una pizza desde el sofá de casa.


Los dos regalos

Los padres dejan bajo el árbol dos paquetes magníficamente envueltos. Uno es un robot último modelo y el otro un set de cocina para niños.

A las 9 de la mañana, Paula ya está haciendo volar al robot inventando una historia espacial. Marquitos está cocinando tortitas de plástico para toda la familia. Escuchan ruido en la planta de arriba.

-Ya vienen, ¡corre, cógelo! -grita Paula lanzando el robot.

Marquitos suelta la sartén y coge el robot al vuelo. Paula mira con desgana las tortitas segundos antes de que sus padres entren en el salón y miren orgullosos las sonrisas de sus hijos.


El himno

El rey, la reina y el príncipe heredero salen al balcón real. Allí está el pueblo, mirando hacia arriba con sus gorros y abrigos y con sus bolsas de navidad. Suena el himno y la familia real se cuadra. El rey y el príncipe se ponen la mano en la frente mientras suenan las notas. El pueblo sigue mirándolos y cuando acaba la música, la familia real al completo se acerca un poco más a la barandilla y sonríen esperando los aplausos.

Pero nadie aplaude. Un silencio absoluto invade el patio de armas como si de un nuevo himno se tratase. El rey y la reina se miran. El pueblo los mira. El príncipe se dirige al director de la banda y ordena que vuelvan a tocar el himno, que no paren, pero el director de la banda tampoco se mueve. Los trompones se bajan y le ponen la funda a los tambores. El rey, la reina y el príncipe heredero observan cómo el patio de armas se queda vacío en pocos minutos. La reina se persigna rápido. El príncipe arquea las dos cejas. El rey se asoma por la barandilla, mirando a ver si queda alguien debajo y calculando la altura. Lo suficiente.


Las rebajas

El montón de ropa se desbordaba por la mesa. Varios pares de manos removían jerséis y pantalones, lanzándolos de un sitio a otro como si hubiera un tesoro debajo.

Cuando Paula había perdido la esperanza de encontrarlo, ahí estaba la etiqueta correcta del jersey blanco de lana que llevaba semanas queriendo comprar. Lo miró satisfecha: la rebaja era estupenda, la talla M, el punto perfecto… hasta que vio una mancha de carmín en el cuello.

En el probador, se miró al espejo. Con el pulgar intentó quitar la mancha, extendiéndola más aún. ‘Ya se irá’, pensó. ‘La rebaja es buenísima’, se dijo al quitárselo. ‘Me queda estupendamente’, comentó en voz alta. ‘Es el único que queda, sería una pena que se lo llevara alguien con esta mancha’, pensó mientras sacaba uno a uno los hilos de lana con un bolígrafo azul y recordaba aquella mancha idéntica en el cuello de la camisa de su ex.



|2014-01-08 | 18:15 | escritura | 7 opinan | Este post | |

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lolamr.blogalia.com//trackbacks/74219

Comentarios

1
De: Salamandra Fecha: 2014-01-09 09:37

Me gusta «La presentación». A veces me he sentido así.



2
De: Palimp Fecha: 2014-01-09 11:41

Entraba para comentar lo mismo, mi preferido 'La presentación'



3
De: Palimp Fecha: 2014-01-10 10:31

Respecto al de los regalos tengo que hacer una confesión. Fui durante mucho tiempo profesor de educación no sexista y en mi casa los roles tradicionalmente femeninos los hago principalmente yo. Para mi oprobio a mi hijo pequeño le gustan los coches, las motos, las espadas, las pistolas, te está matando cada dos por tres... ¿Se avergonzará de su padre?



4
De: Lola Fecha: 2014-01-10 21:59

Jajaja, pues fíjate, Palimp, tengo pendiente desde hace mucho un post sobre eso y me has dado pie a que sea (o quiero que sea) el siguiente que escriba.



5
De: Microalgo Fecha: 2014-01-13 15:52

Coño, Dama Lolaberinto, qué difícil. De cualquier manera, feliz año y cuídeseme.



6
De: Lola Fecha: 2014-01-14 07:44

Don Micro, supongo que al acabar el año me podré quedar con diez o doce, pero como ejercicio tiene su punto :)



7
De: Lola Fecha: 2014-01-26 19:20

Palimp, sigue pendiente... :P



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.167.243.214 (59566c57bd)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

    


Van diciendo

  • Mora en nuevo vocabulario
  • Anónima en nuevo vocabulario
  • Palimp en nuevo vocabulario
  • Salamandra en nuevo vocabulario
  • Anónimo en los cuatro cuatros
  • Palimp en mis libros de 2017
  • Lola en los análisis sobre la educación matemática
  • Juanjo VLM en los análisis sobre la educación matemática
  • Juanjo en los análisis sobre la educación matemática
  • Pedro Ramos en los análisis sobre la educación matemática
  • Mail-ando

    lolaberinto-arroba-gmail.com


    Papeles viejos

    <Agosto 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3 4 5
    6 7 8 9 10 11 12
    13 14 15 16 17 18 19
    20 21 22 23 24 25 26
    27 28 29 30 31    
                 


    Categorías

  • acertijos
  • algo de mates
  • antropologia
  • artemates
  • bajo llave
  • ciencia
  • coctelera
  • educacion
  • escritura
  • fotografia
  • homo typicus
  • internet
  • lolamentaciones
  • microposts
  • musica
  • ojiplatica
  • pensamiento lateral
  • series-cine
  • tiras
  • Otros cuentan

    - 1 de 3
    - Acertijos y más cosas
    - Comentaristas dispersas
    - Cuchitril literario
    - Cuentos mínimos
    - Decapitado por hereje
    - Efervescente2H
    - El lobo rayado
    - El musolari errante
    - Epsilones
    - Espejo Lúdico
    - Gaussianos
    - La ciencia para todos
    - La piedra de Sísifo
    - La vidriera irrespetuosa
    - La zona fótica
    - Lector constante
    - MalaCiencia
    - Por la boca muere el pez
    - Trapseia
    - Ventanas

    Humor

    Elrich - Alberto Montt - Manel Fontdevila - Glasbergen - PhD comics - xkcd

    Erredefítate:

    El Lolaberinto

    Blogalia

    Blogalia