Inicio > Historias > la verdad sobre el caso Harry Quebert

la verdad sobre el caso Harry Quebert

Pues sí, yo también he caído y me he leído en tres días el libro de moda, “La verdad sobre el caso Harry Quebert”. Y como tengo un blog en el que escribo lo que me da la gana, voy a escribir una crítica que baila todo el rato entre lo objetivo y lo subjetivo.

Para los que aún no lo han leído: el libro engancha casi desde el principio y ésa es su gran baza (y algo nada fácil de conseguir). Pero no, para mí no es un librazo. Y a partir de aquí viene la crítica con spoilers, así que decidan ustedes si tienen que dejar de leer.

Lo que me ha gustado :
-No dejas de leer hasta que lo acabas. A veces infravaloramos eso, pero tiene su mérito. Cierto es que cuando el libro versa sobre un asesinato y la resolución de éste, es más fácil mantener la tensión narrativa y dejar enganchado al lector que quiere saber quién demonios es el asesino (no nos engañemos, es lo que queremos a lo largo de las 700 páginas, nada más que eso). Pero bueno, que hay muchos libros infumables sobre asesinatos que se dejan a la mitad y éste no es uno de ellos.
-La relación entre Marcus y su madre es hilarante. Es más, esa madre pide un spin-off para ella sola. La de Tamara Quinn con Robert Quinn también tiene su punto (pero cuando se descubre su pastel particular me la creo muy poco).

Lo que no me ha gustado:
-La mayoría de personajes son bastante superficiales y poco creíbles. Marcus a ratos es un chulo que lo único que hace medio bien es investigar (lo cual dice muy poco de la policía... o bien te hueles que están en el ajo), Harry es bastante idiota (sobre todo, sabiendo el final, será caradura…) y sólo sabe soltar consejos, Nola está zumbadísima (la felación a Pratt se le ocurre a una niña inocente de 15 años, claro), Jenny está mal de la azotea, su madre lo mismo, Luther no puede ser más prototípico (y el autor casi nos da a entender que es retrasado desde el principio), el editor es un gilipollas descomunal… No he empatizado con ninguno, creo que el autor no llega a entrar bien ni en el protagonista y eso ya es difícil en 700 páginas.
-El libro está en su mayor parte narrado de dos modos, en primera persona desde Marcus y mediante un narrador omnisciente que lo sabe todo de todos, nada de limitarlo a un par de personajes. Eso, además de pesado, me parece un truco feísimo. La primera persona y el omnisiciente limitado tienen como ventaja que el lector va sabiendo conforme sabe el protagonista, no le esconde nada que él no sepa (aunque él mismo pueda estar equivocado). El omnisiciente total tiene como ventaja que el lector tiene una visión certera y general de la historia y se limita a ver cómo transcurre, de forma objetiva. Cuando mezclas las dos parece que te estén timando por los dos sitios. Además, casi todo el libro es diálogo. Eso lo hace más ligero, claro, pero a ratos parece que los diálogos están forzados para que salgan cuando tiene que avanzar la trama.
-Todo el amor que aparece en el libro es falso y exagerado. Nola es para darle dos tortas, no es creíble que nadie se pueda enamorar de una niñata que sólo dice “¡Harry, te voy a cuidar! ¡Oh, Harry, amor mío! ¡Qué felices vamos a ser!”. Las cartas de amor que después darán lugar a la gran novela americana estudiada por todos que es “Los orígenes del mal” son infumables, menuda literatura… Mi sensación es que precisamente el autor (de 27 añitos), al igual que su personaje, no se ha enamorado nunca.
-El triángulo amoroso es de traca. Los tres lelos.
-Es un libro sobre un escritor que escribe un libro sobre un escritor que escribe un libro. Metaliteratura a tope, oye. Pero encima con un montón de recomendaciones sobre cómo escribir y no escribir dichas por el gran perdedor de la novela. Algunas recomendaciones son del tipo “-Harry, ¿cuánto se tarda en escribir un libro? –Depende -¿De qué? –De todo”. Nivelón. También le dice que el primer capítulo es importante, que tiene que ser constante, que el amor es muy importante… A mí me ha cansado bastante esa moralina, y más aún cuando luego Harry resulta ser el mayor estafador del país.
-Hay cosas que no me cuadran para nada. Se me han olvidado muchas, pero, por ejemplo, el editor hijo del mal (que vaya tela con el personaje, ésa es otra…) filtra a la prensa sin el permiso de Marcus parte del borrador de la novela, donde se habla de los malos tratos de la madre de Nola. ¿Nadie en Aurora le puede decir a Marcus esos días que la había pifiado? ¿O es que en 6 años nadie sabía que esa madre no existía?
-Ocultar información al lector está bien y es necesario para mantener el interés, pero cuando se hace sobre hechos pasados (1975) es cutre a más no poder. Harry le va diciendo las cosas con cuentagotas. Cuando se queda sin contarle lo de la madre (porque se ha acabado la visita, juas), está claro que eso va a ser parte de la resolución. Pero es que encima, la trama del presente (donde sí debería jugar con la información) es estúpida. Sólo juega con los anónimos de pacotilla. Eso me recuerda a que, tras un anónimo amenazante, el policía colega del prota le dice algo así como “Esto quiere decir que alguien no quiere que investigue”. Qué crack el poli.
-Durante el 80% del libro el autor te hace creer que Nola es o una zorra o una niña angelical y enamorada. Luego lo que resulta es que está zumbada y tiene alucinaciones por un exorcismo. ¿Hooooola? Esa trama tiene telita.
-Casi todos los personajes de la novela pasan en algún momento a ser sospechosos o culpables del asesinato de Nola. Marcus no porque no había nacido, pero casi. Entiendo que hay que buscar ciertos giros, pero leche, es que te da a entender que han sido todos: Luther (éste es el obvio desde el principio y el que sabes que luego no será), Harry, el reverendo, Stern (al que Luther no le reconoce la voz en un porrón de años, claro), Pratt, Robert, Jenny, Travis (pintado desde el principio como exageradamente profesional y maravilloso), Tamara… faltaba el psicólogo, pero poco más. Está bien que haya giros narrativos, pero llegó un momento en el que ya era en plan “bueno, si quedan todavía páginas, éste no será y será otro por algo que no se había ni nombrado en todo el libro”. Y efectivamente.

Algunos críticos han comparado a Jöel Dicker con Nabokov o Capote. Creo que hace falta algo más que un tipo de 34 años que se enamora (estúpidamente) de una de 15 para ser Nabokov. Y algo más que un escritor que se va a un pueblo para ser Capote. Pero así es el marketing literario (no sé cuánto de autobiográfico tendrá la novela). El libro es entretenido y meritorio, el autor traza las tramas de forma que mantenemos nuestros ojos pegados. Si el objetivo era entretener, lo consigue de sobra, y con eso me vale, claro. Pero no creo que haya que ir más allá. Alguien puede decir “haberlo escrito tú”, pero es que yo soy profe de mates. Ahora le toca a Dicker criticar mis clases :)

|2013-08-20 | 17:01 | coctelera | 11 opinan | Este post | |

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lolamr.blogalia.com//trackbacks/73677

Comentarios

1
De: Alberto Martín del Pozo Fecha: 2013-08-20 17:48

Yo no solo he caído en el "libro de moda" -¿qué fue de las sombras aquellas?- sino que encima voy recomendando el libro, deporte extremo donde los haya, a amigos, familiares y familiares políticos, entre ellos a mi señora suegra.

Lo primero que tengo que decir es que el libro me gustó. Tiene ritmo, la narración es ágil, es adictivo y no sientes vergüenza ajena cuando lo lees. A pesar de esto, es cierto que el libro cojea, que el autor hace trampas y que hay personajes poco creíbles: en especial el triángulo formado por Harry, Nola (de largo el personaje peor dibujado de todo el libro) y el desfigurado. Marcus, por el contrario, no me ha desagradado.

¿Que cómo puedo recomendar un libro en el que cojean tres de sus cuatro patas? Quizá sea eso lo que me ha gustado: que a pesar de que los protagonistas funcionan como una cosechadora subiendo el Tourmalet marcha atrás, el libro se devora. Y eso, sin duda, tiene su mérito.



2
De: Lola Fecha: 2013-08-20 17:57

Marcus, más o menos, se salva, pero me sorprende que después de 700 páginas ese personaje no tenga apenas evolución y se empalice poco con él. Es un narrador protagonista (más o menos) que en 30 años no ha vivido nada importante. No sé, a ratos parece el novio perfecto y otros, la cosa más superficial de la novela. Bueno, la más no :P



3
De: jose Fecha: 2013-08-21 02:48

Lo de las comparaciones hace gracia. Ya he perdido la cuenta de don nadies que iban a ser mejores que Messi. La crítica literaria y la crítica deportiva son la misma cosa.

Por lo que cuentas de la trama enganchante pero cutre a más no poder (valerse escenas pornográficas y del maltrato y asesinato de mujeres es SUPER ORIGINALLLL) y los personajes de cartón, mas la publicidad, el muchacho más bien parece el próximo Dan Brown.

Entre tanto estoy acabando Fingersmith. Historia, secretos, romance y personajes bien acabados. Te suena Sarah Waters?



4
De: Zaraiche Fecha: 2013-08-22 19:16

¡Yo también he picado! Mi opinión es que es un pufo. Si al terminar un libro estoy seguro de que, aunque dispusiera de todo el tiempo del mundo, no lo volvería a releer, para mí, es que es un pufo.



5
De: Lola Fecha: 2013-08-22 21:05

Jose, no la conocía, pero me la he apuntado. Caerá.

Zaraiche, nos la han colado... :P



6
De: Róber Fecha: 2014-06-08 19:43

¡Hola!
Acabo de terminar este libro y me queda una duda en el aire. Y es que no entiendo un detalle del final.

Cuando Gahalowood le enseña a Marcus el artículo del Times de que Las gaviotas de Aurora es una nueva novela escrita por Luther Caleb y que narra cómo Harry escribió Los orígenes del mal... no me queda claro. Supongo que Marcus no quiere dar a conocer que Harry no escribió Los orígenes del mal y a la vez quiere hacer justicia con Caleb para que se le reconozca como escritor. Pero en el libro dice el propio Harry que Las gaviotas de Aurora era un libro pésimo... No lo entiendo.

Otro tema es que el último capítulo dice "un año después de la publicación del libro", sin embargo, cuando Gahalowood le pregunta a Marcus cómo se llamará su siguiente libro, le dice que se llamará La verdad sobre el caso Harry Quebert. Pero...¿este no era el que se supone que había publicado un año antes?

También el tema de los agradecimientos a personajes del libro me hace pensar que este libro que hemos leído va a ser el mismo que publicará Goldman en la ficción.

Gracias por aclararme esto y siento el rollo xD



7
De: Lola Fecha: 2015-01-23 11:46

Rober, perdona que no respondiera en su momento, acabo de leer tu comentario :(

La verdad es que no te sabría contestar porque ni me acuerdo del libro. Recuerdo que más o menos cuadraba eso de los títulos de los libros, pero es que llegó un momento en el que solo quería saber de una vez quién había matado a la señorita y punto, el resto me daba pereza. Y mira, al final ni eso :P



8
De: Paulo Fecha: 2015-01-25 11:53

Yo me encontré el libro de casualidad, entre libros en francés y me dije: bueno, "a practicar".

El hecho de comprender la trama y el placer de leer mi segundo libro en esa lengua (el otro, "La elegancia del herizo") cubre cualquier expectativa... pero:

Es verdad que hay sospechosos obvios que, obviamente, sabemos que "no van a ser" el asesino.

Es increíble el tema de la felación al poli (vaya pedazo de estratega Matahari, la niña).

Es igualmente increíble que un merengoso intercambio de cartas entre dos enamorados platónicos de lugar a la "obra maestra de la literatura norteamericana contemporánea"...

Y no hablemos de la majadería de todos y cada uno de los policías -sobre todo los no implicados en el asesinato, obviamente- que van descubriendo el pastel siguiendo a Marcus, que es quien lleva la línea de investigación de principio a fin (lo mismo vale para el abogado de Harry)...



9
De: Cluje Fecha: 2015-07-08 01:44

Pues a mí me parece que remonta por encima de todos estos problemas que menciona Lola (algunos no los veo como graves, otros ni siquiera los veo como problemas) y alguno más para ser una gran novela. Paradójicamente, no una gran novela de suspense. El suspense es el artificio, y puede ser incluso mediocre en bastantes puntos. Pero hay muchas más cosas dentro. Sobre los sentimientos, sobre la sociedad en que vivimos, sobre la pérdida, sobre el dolor y el remordimiento, sobre los límites de la amistad. Y por supuesto, sobre la literatura. En el fondo es un canto de amor a la literatura.



10
De: Lola Fecha: 2015-07-08 09:02

-.-



11
De: Miguel Fecha: 2015-07-30 19:13

A mi el libro me gustó mucho, pero el final no me acabó de convencer. Toda la historia de Nola y sus alucinaciones me pareció muy extraña. Como dice Lola en el libro se la describía como una "zorra o una niña angelical". Me gustó el giro del final pues no me esperaba lo de la madre pero lo de la sociedad cristiana y tal me pareció muy extraño...



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.158.195 (02639e8bb8)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

    


Van diciendo

  • Anónima en nuevo vocabulario
  • Palimp en nuevo vocabulario
  • Salamandra en nuevo vocabulario
  • Anónimo en los cuatro cuatros
  • Palimp en mis libros de 2017
  • Lola en los análisis sobre la educación matemática
  • Juanjo VLM en los análisis sobre la educación matemática
  • Juanjo en los análisis sobre la educación matemática
  • Pedro Ramos en los análisis sobre la educación matemática
  • Lola en los análisis sobre la educación matemática
  • Mail-ando

    lolaberinto-arroba-gmail.com


    Papeles viejos

    <Junio 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1 2 3
    4 5 6 7 8 9 10
    11 12 13 14 15 16 17
    18 19 20 21 22 23 24
    25 26 27 28 29 30  
                 


    Categorías

  • acertijos
  • algo de mates
  • antropologia
  • artemates
  • bajo llave
  • ciencia
  • coctelera
  • educacion
  • escritura
  • fotografia
  • homo typicus
  • internet
  • lolamentaciones
  • microposts
  • musica
  • ojiplatica
  • pensamiento lateral
  • series-cine
  • tiras
  • Otros cuentan

    - 1 de 3
    - Acertijos y más cosas
    - Comentaristas dispersas
    - Cuchitril literario
    - Cuentos mínimos
    - Decapitado por hereje
    - Efervescente2H
    - El lobo rayado
    - El musolari errante
    - Epsilones
    - Espejo Lúdico
    - Gaussianos
    - La ciencia para todos
    - La piedra de Sísifo
    - La vidriera irrespetuosa
    - La zona fótica
    - Lector constante
    - MalaCiencia
    - Por la boca muere el pez
    - Trapseia
    - Ventanas

    Humor

    Elrich - Alberto Montt - Manel Fontdevila - Glasbergen - PhD comics - xkcd

    Erredefítate:

    El Lolaberinto

    Blogalia

    Blogalia