Inicio > Historias > julio en el instituto

julio en el instituto

No es que esté de vacaciones precisamente... Julio en el instituto es un mes curioso, toda una experiencia. Estos días me doy cuenta de la cantidad de trabajo que hay detrás de un inicio de curso. Es como cuando te independizas y te das cuenta de que los rollos de papel higiénico no crecen en el baño: en un instituto alguien tiene que hacer las agrupaciones de alumnos (algo bastante gordo, no lo imaginaba así), agrupar las optativas, pedir un cupo de profesores ajustadísimo, ver dónde dará clase cada grupo y cada desdoble... Y eso es lo serio; luego está lo menos serio, como elaborar la agenda, preparar la documentación para los profesores nuevos, cambiar las etiquetas de los casilleros (claro, que hasta el 3 de septiembre no sabremos quiénes son los nuevos, Madrid is different) o poner dos proyectores nuevos. Y cuando parece que se acaba, salen quince cosas más. Todo esto sin habernos puesto con los horarios, claro, septiembre va a ser divertido.

Una de las curiosidades del cupo de profes: teníamos concedidos 5 primeros de Bachillerato y 3 segundos, es decir, ocho grupos (y los profesores equivalentes a ocho grupos). Al tener los datos de matrícula concretos, vemos que necesitamos otro grupo de segundo, pero la administración nos "da" medio grupo más (sí, dan de medios en medios, y la mitad de recursos humanos), pero quitan medio de primero. Sobre el papel, hay 4'5 y 3'5, es decir, de nuevo ocho grupos. Pero en la práctica, los 4'5 grupos obviamente son 5 grupos un pelín menos numerosos, y los 3'5 son 4, es decir, un total de nueve. Entonces, ¿dan recursos para nueve grupos? No, siguen siendo ocho, ya puedes apañártelas.

Y ahí seguimos, contando alumnos, llamando a padres, decidiendo normas, reuniéndonos con personal no docente, arreglando cerraduras y repartiendo responsabilidades. Y lo hacemos con ilusión. Eso sí, todos los profesores deberían estar al menos un año en un equipo: en septiembre siempre hay algún quejica que se quejaría menos.

|2013-07-23 | 21:34 | educacion | 0 opinan | Este post | |

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lolamr.blogalia.com//trackbacks/73602

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.236.61 (7b4b37485b)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

    


Van diciendo

  • Anónima en nuevo vocabulario
  • Palimp en nuevo vocabulario
  • Salamandra en nuevo vocabulario
  • Anónimo en los cuatro cuatros
  • Palimp en mis libros de 2017
  • Lola en los análisis sobre la educación matemática
  • Juanjo VLM en los análisis sobre la educación matemática
  • Juanjo en los análisis sobre la educación matemática
  • Pedro Ramos en los análisis sobre la educación matemática
  • Lola en los análisis sobre la educación matemática
  • Mail-ando

    lolaberinto-arroba-gmail.com


    Papeles viejos

    <Junio 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1 2 3
    4 5 6 7 8 9 10
    11 12 13 14 15 16 17
    18 19 20 21 22 23 24
    25 26 27 28 29 30  
                 


    Categorías

  • acertijos
  • algo de mates
  • antropologia
  • artemates
  • bajo llave
  • ciencia
  • coctelera
  • educacion
  • escritura
  • fotografia
  • homo typicus
  • internet
  • lolamentaciones
  • microposts
  • musica
  • ojiplatica
  • pensamiento lateral
  • series-cine
  • tiras
  • Otros cuentan

    - 1 de 3
    - Acertijos y más cosas
    - Comentaristas dispersas
    - Cuchitril literario
    - Cuentos mínimos
    - Decapitado por hereje
    - Efervescente2H
    - El lobo rayado
    - El musolari errante
    - Epsilones
    - Espejo Lúdico
    - Gaussianos
    - La ciencia para todos
    - La piedra de Sísifo
    - La vidriera irrespetuosa
    - La zona fótica
    - Lector constante
    - MalaCiencia
    - Por la boca muere el pez
    - Trapseia
    - Ventanas

    Humor

    Elrich - Alberto Montt - Manel Fontdevila - Glasbergen - PhD comics - xkcd

    Erredefítate:

    El Lolaberinto

    Blogalia

    Blogalia