Inicio > Historias > el cuestionable "nivel" educativo

el cuestionable "nivel" educativo

Esta semana han ocurrido varias cosas que me han hecho pensar mucho sobre los métodos de enseñanza que usamos en España y, un poco más allá, sobre el sistema educativo en sí.

Todo parte del capítulo de Modern Family del jueves. En él, Luke y Manny tienen que inventar y construir para clase un aparato en el que colocar un huevo y que permita que, al lanzarlo desde cierta altura, el huevo permanezca intacto. Me recordó un poco a un clásico de las pelis y series americanas: padres que van a ver la exposición de volcanes de sus hijos.



Por otro lado, tengo un alumno que viene de un sistema de enseñanza diferente y que ahora, en 4º de ESO, se pasa muchísimo más tiempo estudiando por las tardes que antes. Ya está más o menos adaptado pero ha notado el cambio. También he llevado a cabo lo del debate que comenté hace unos días.

Esto lo aderecé con la preparación de la sesión del Programa de enriquecimiento de alumnos de altas capacidades que hemos tenido esta semana y donde se trabaja de un modo completamente diferente. Además, encontré este vídeo, que me impactó notablemente:



Me he pasado parte de la semana comentando este tipo de cosas con varios compañeros. El sistema educativo español me sorprende por dos motivos (entre muchos otros):

-Agrupaciones heterogéneas para asegurar la integración de los alumnos. A mí me parece estupendo, pero creo que en algunos casos cercena el desarrollo de unos y de otros. Realmente pienso que muchos chavales de 3º de ESO preferirían que en matemáticas hubiese grupos flexibles como en inglés, pero esto es algo que muy pocos se plantean.

-Importancia de los datos y la memoria (algo que hace que empeore la situación del punto anterior). Si toca Machado, el alumno de literatura tendrá que estudiar dónde nació, con quién se casó, si tuvo hijos y qué libros escribió. Luego como mucho leerá un libro suyo, dará su opinión y tendrá que conocer sus motivaciones. Pero en muy pocas ocasiones se analiza de verdad la literatura del autor. No se pasa tres días analizando la sociedad de la época a través de un texto suyo o el cambio que supone la literatura de la generación del 98 leyéndolo, sino estudiándolo. En el libro vendrán listadas las características de su literatura y el alumno las estudiará. Lo mismo ocurre con Historia: la 2ª Guerra Mundial fue por esto, esto y esto, ocurrió esto, esto y esto y tuvo estas consecuencias. Pero no se le plantea al alumno "venga, Carlos, ahora eres un alemán de Berlín... ¿qué harías el día después de la caída del régimen?" o "Marta, intenta pensar cómo actuarías si hubieras sido una sirvienta de Hitler durante 1940" o "Luis, analiza qué pasaba en la sociedad alemana un año antes de la entrada de Hitler al poder". No, listaremos lo que ocurrió. Los alumnos lo estudiarán y todos estaremos tranquilos.

No lo hacemos por dos motivos: el primero, porque eso requiere muchísima capacidad por parte del profesor, recursos por parte del centro y motivación por parte del alumno. El segundo y principal es que tenemos un ingente temario que cubrir, un currículo extensísimo que prima la cantidad de conocimientos a la calidad de esos conocimientos. Cualquier tipo de cambio metodológico significará para muchos una "disminución del nivel educativo" sin pararse a ver que tal y como está planteado el sistema, los chavales estudian, memorizan y olvidan. No analizan, no les permitimos que descubran, que investiguen, que fallen. Sólo tienen un listado de ejercicios de potencias, un texto enorme de "fill de gaps" en inglés, una oración tochísima que analizar sintácticamente o la lista de características de las células eucariotas, pero no les permitimos que descubran que las potencias están en la escala de Richter, acabarán copiando los huecos del texto en inglés, sabrán analizar sintácticamente pero no introducir esa oración en un texto propio y nunca harán una maqueta del núcleo de la célula eucariota para no olvidar jamás que es por eso por lo que se caracteriza. Sólo estudian, memorizan y escriben. Y olvidan, claro.

Sé que hay ocasiones en las que no es así. A veces nos permitimos "perder un par de horas" en hacer una actividad diferente, pero vemos cómo nos queda por dar un montón de temas y no podemos pararnos demasiado. El sistema no favorece el trabajo colaborativo, los proyectos o la atención personalizada. Son 32 en clase, tienes que dar un currículo enorme para que la sociedad no te critique pero sabes que en gran medida el alumno no está aprendiendo como debería al dedicar tanto tiempo al estudio. Algo falla y en lugar de pararnos a estudiarlo, nos limitamos a ver si hay que poner bachillerato de 3 años, llamar "educación para la ciudadanía" o "educación cívica" o si llamamos "Ley de educación" o "Ley de calidad de la educación". Todo eso es importante en cierta medida, supongo, pero estamos fallando en la base del problema. Hablan de calidad y se creen que la calidad educativa es dar más contenidos aunque no entiendan ni una décima parte. Lo importante es cubrir expediente, que hagan el examen, suelten la ristra de contenidos y estemos todos contentos porque hemos dado mucha materia. Da igual que luego no sepan hablar en público, buscar información adecuada o desarrollar una opinión crítica sobre algo. Ha soltado en el papel todas las características del arte romántico a la perfección y con eso nos vale porque así lo dice la ley.

Hace 4 años hice un experimento con los de 3º de ESO para estudiar el tema de Estadística. No nos daba tiempo a verlo bien en el sentido clásico y nos limitamos a hacer una encuesta y analizar datos durante una semana. Se tituló "¿Sabes más que un adolescente de 3º de ESO?" y en él se ponían preguntas que aparecían en el temario de 3º (podéis ver la encuesta aquí). Pues bien, el resultado fue terriblemente catastrófico. Todos los que respondían eran adultos, la mayoría, familiares suyos. ¿Cómo vamos a exigir más y más cantidad de datos si luego los olvidamos? ¿Eso es "subir el nivel" o deberíamos enseñarles a pensar, a crear o a investigar?

Actualización pensada en la ducha: Sé que este tema da para mucho, pero una de las cosas por las que debería empezar el cambio es el (para mí) detestable individualismo del profesor. Yo, mis alumnos, mi clase, mi materia. El propio sistema educativo acaba potenciando que los profesores no hablen entre sí, no compartan ideas, formas de trabajo, materiales o recursos. Pasa incluso en muchas ocasiones entre compañeros del mismo departamento, pero es que también debería cambiar eso entre compañeros de distintas materias. Sería genial que el alumno de 4º de ESO que estudia a Lorca esté estudiando a la vez la Guerra Civil, pero esto no ocurre porque los temarios son independientes, casi tanto como los profesores.

Actualización 2: Si alguien está tentado a decir que lo que estoy proponiendo es "trabajar por competencias", digo de antemano que no. Entiendo que las competencias fueron un intento de hacer precisamente esto, pero, desde mi punto de vista, no lograron cambiar ni un ápice en la metodología utilizada porque no se plantean como un proceso, sino como un punto de partida, para mi gusto, vacío de contenido.

|2012-01-15 | 11:42 | educacion | 13 opinan | Este post | |

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://lolamr.blogalia.com//trackbacks/71100

Comentarios

1
De: Walky Fecha: 2012-01-15 12:08

Interesante entrada. Es muy bueno el vídeo ese de la psicóloga explicando a los alumnos lo que es la 'indefensión aprendida'.

A mí, a esa edad, la psicóloga del centro educativo al que asistía me recomendaba que suspendiera a propósito los exámenes para 'encajar' con mis compañeros.



2
De: Lola Fecha: 2012-01-15 12:33

Hay inútiles en todas las profesiones...



3
De: Walky Fecha: 2012-01-15 13:52

Y sinvergüenzas ni te cuento...



4
De: Juanjo Fecha: 2012-01-15 22:31

Una de las características que más me llamaron la atención del sistema educativo finlandés era que realmente daban menos contenidos, pero así podían profundizar más en ellos y hacer otro tipo de actividades que obligaban a los alumnos a ser más creativos y a reflexionar más. Si no lo has visto ya, te recomiendo "The Finland Phenomenon": http://aaraguz.posterous.com/documental-the-finland-phenomenon



5
De: jose Fecha: 2012-01-16 14:10

En El mundo y sus demonios Carl Sagan ofrece sugerencias parecidas a tus ejemplos. Recuerdo que hablaba de una vez que un profesor organizó una convención constitucional con parejas de alumnos representando a cada estado y tenían que participar en sesiones y escribir una constitución y luego la clase entera la confrontaba con la de verdad, la profe siempre orientando y facilitando.

En mi opinión lo malo es las notas.

El objetivo no es aprender, es que en junio haya un número mayor o igual a cinco al lado de mi nombre. El prestigio de los colegios se basa en los promedios de notas. Para entrar en la universidad, el único baremo es una nota. Ya sea por examen o por evaluación continua, si el éxito o el fracaso depende de una nota, eso es lo que la gente va a tener en cuenta. Se suponía que la nota era una representación del aprendizaje, que es lo que importa de verdad; pero en la práctica, la nota lo es todo. Repetir o no repetir. Entrar en la carrera. Conseguir el título. No sé en otras clases, pero en las que yo he estado, las preguntas más frecuentes siempre han sido "¿esto entra?" y "¿esto cuenta para nota?". Una vez que el éxito depende de la nota, a nadie le importa que los alelos recesivos sólo se expresen cuando hay dos copias o que la exponencial crezca más rápido que la polinómica. Lo único que importa es que eso entra.

Yo no soy profe. ¿Es posible un curso sin exámenes ni notas? En el trabajo en la vida real no hay notas. Te reúnes con el cliente y hay una conversación, un toma y daca, se sugieren cosas, se detectan fallos, se expone el trabajo y así las cosas van avanzando.



6
De: Lola Fecha: 2012-01-16 14:27

Efectivamente, el gran problema es que todo se basa en la evaluación. Ha de ser objetiva y debe estar clara desde el principio. Tienen que incluirse todos los criterios de evaluación y calificación en la programación ¡antes de empezar el curso! El sistema obliga a que esta objetividad sea completamente necesaria y es muy complicado evaluar otros aspectos u otros métodos de trabajo. Pero pasa lo mismo que con la evaluación del profesorado: es complicada, lo sé, pero habrá que intentarlo, ¿no? Basta leer el artículo que enlaza Juanjo, se puede hacer, la vida real, como dices, no tiene una nota al lado, sino que es una cuestión de eficiencia con sus fallos y sus aciertos.

Seguiremos como siempre. Muchos verían que hace flata un cambio pero pocos están dispuestos a realizarlo. Lo peor es que, al final de 2º de Bachillerato, está la Selectividad. Y todos se examinan igual. Es decir, no se puede cambiar todo eso sólo en parte, o cambia todo o seguimos igual. Y me temo que no va a cambiar un ápice.



7
De: Pirx Fecha: 2012-01-17 15:54

Queda poco para llegar a un debate que va a tener dos posturas clarísimas y una solución complicada.

Una postura es que todos los niños de España puedan arreglarse con una tableta de cien euros y material básico con licencia copyleft (aunque pueda haber contenido premium).

La otra postura es que existe una industria que sostiene N puestos de trabajo y que hay que mantener a toda costa, por ejemplo imprimiendo cada años miles de toneladas de papel y para cambiar una coma y volver a vender los mismos libros al hermano menor.

Una de estas opciones no tiene futuro. Pero va a exprimir el presente todo lo que pueda.

Por otro lado no se puede ignorar que el material "digital" que pueda aprovechar todas las posibilidades de las tabletas no existe todavía. Existirá una "traducción" del material escrito y "audiovisual" actual. Haría falta que se tomase cuanto antes la decisión del hardware para crear el mercado del software.



8
De: Lola Fecha: 2012-01-17 17:14

Pero ése es otro gran problema: el material que se produce no se comparte. Todos echamos cientos de horas de trabajo y eso al final se queda en el limbo. Además, ese universo de editorales que se forran a costa de los libros (aunque ya en muchos centros se usan poco) pasarían a forrarse a costa de los contenidos (seguro que ya se encargarían de vigilar que no usásemos contenido "pirata" y sí, nos queda el software libre, pero hay que hacerlo, hay muy poco de calidad).

De todos modos, muchas veces los chavales me dicen que en matemáticas necesitan un boli y una hoja para intentar, equivocarse, tachar y acertar. Aún así, es cierto que está claro que hay que empezar a ver más allá de las dos aulas de ordenadores cutres y mirar hacia algo parecido a la tableta.



9
De: Microalgo Fecha: 2012-01-18 12:21

Curiosísimo, el experimento.



10
De: Lola Fecha: 2012-01-18 14:57

¿El mío o del vídeo? :P



11
De: Juanjo Fecha: 2012-02-12 17:17

¡El tuyo! ¿Las preguntas para la encuesta las eligieron los alumnos? ¿Quién maquetó la encuesta? ¡Muy profesional! (¿Con qué programa?) Me parece una alternativa muy interesante para el tema de estadística, que suelo verlo corriendo y sin mucha gracia.



12
De: Lola Fecha: 2012-02-12 18:57

Las preguntas las eligieron ellos, sí, y lo maqueté yo en plan cutre con Word :)



13
De: natalia Fecha: 2012-04-11 12:05

Genial análisis. Lo de las notas es una pena, otra cosa que he visto en las pelis americanas es que para entrar en la universidad no solo cuentan las notas, tienen en cuenta actividades extraescolares a las que te hayas dedicado y te piden que hagas un ensayo, lo del ensayo también era una de las pruebas que me hicieron a mi en una entrevista para una empresa en Inglaterra y ver como te desenvuelves en una situación social. Lo único en que no estoy de acuerdo es en que para que otros métodos funcionen hace falta motivación por parte del alumno, o más bien no es que no este de acuerdo es que creo que si se tuvieran que implicar más estarían más motivados, si algo creo que hay ahora es motivación cero. Para que necesitan memorizar fórmulas, lo que deberían saber es usarlas, odian el ingles por lo que dices es solo rellenar huecos, no aprendes y se convierte solo en una actividad frustrante, es imposible memorizar listas de palabras sueltas y luego saber usarlas...y así todo claro.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.224.44.168 (2030529d26)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

    


Van diciendo

  • pioneerseo en el mejor vs el peor
  • pioneerseo en el mejor vs el peor
  • pioneerseo en el mejor vs el peor
  • pioneerseo en el mejor vs el peor
  • Trenton en el mejor vs el peor
  • pioneerseo en sobre qué es arte
  • pioneerseo en el mejor vs el peor
  • pioneerseo en el mejor vs el peor
  • click here celebrity en el mejor vs el peor
  • Anónimo en los cuatro cuatros
  • Mail-ando

    lolaberinto-arroba-gmail.com


    Papeles viejos

    <Abril 2018
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
                1
    2 3 4 5 6 7 8
    9 10 11 12 13 14 15
    16 17 18 19 20 21 22
    23 24 25 26 27 28 29
    30            


    Categorías

  • acertijos
  • algo de mates
  • antropologia
  • artemates
  • bajo llave
  • ciencia
  • coctelera
  • educacion
  • escritura
  • fotografia
  • homo typicus
  • internet
  • lolamentaciones
  • microposts
  • musica
  • ojiplatica
  • pensamiento lateral
  • series-cine
  • tiras
  • Otros cuentan

    - 1 de 3
    - Acertijos y más cosas
    - Comentaristas dispersas
    - Cuchitril literario
    - Cuentos mínimos
    - Decapitado por hereje
    - Efervescente2H
    - El lobo rayado
    - El musolari errante
    - Epsilones
    - Espejo Lúdico
    - Gaussianos
    - La ciencia para todos
    - La piedra de Sísifo
    - La vidriera irrespetuosa
    - La zona fótica
    - Lector constante
    - MalaCiencia
    - Por la boca muere el pez
    - Trapseia
    - Ventanas

    Humor

    Elrich - Alberto Montt - Manel Fontdevila - Glasbergen - PhD comics - xkcd

    Erredefítate:

    El Lolaberinto

    Blogalia

    Blogalia